» Hoy inicias la aventura estratosférica «

Cuando te hayas asegurado de que toda la sonda, incluyendo la parte técnica, está completamente equipada y lista para usar, solo queda preparar el globo sonda para el lanzamiento. Lo mejor para estar seguros es repasar la lista de comprobación. Al mismo tiempo puedes encender el rastreador GPS para comprobar que todo funciona correctamente. Ahora, el globo meteorológico debe llenarse con la cantidad de helio calculada previamente por el calculador de helio.

Calculador de helio
Nuestro calculador de helio te ayuda a conocer la cantidad de gas necesaria con la que debes llenar el globo meteorológico. Con unos pocos clics, puedes calcular de forma fiable la altitud deseada o la velocidad de ascenso. El calculador de helio revelará entonces la cantidad de gas necesaria. Combinado con la calculadora de la trayectoria de vuelo, puedes incluso influir en la distancia de vuelo y, por lo tanto, un poco también en el lugar de aterrizaje.

Los siguientes videos muestran el montaje del reductor de presión y explican el proceso de llenado:

Atención: Debido a que las cámaras generan calor, deberás encenderlas poco antes del lanzamiento para evitar su sobrecalentamiento dentro de la caja de poliestireno.

Después de cerrar el globo sonda de acuerdo con las instrucciones adjuntas, se le anudará la cuerda. Mejor que sobren nudos a que falten. La cuerda está anudada en la parte superior del paracaídas. A continuación, un segundo trozo de cuerda se anuda a la caja isotérmica desde el extremo inferior del paracaídas. Según las instrucciones del juego completo del globo sonda las cuerdas que salen de la tapa de la caja de poliuretano se deben anudar a la cuerda del paracaídas. ¡Recomendamos que otro miembro del equipo revise todos los nudos!

Ahora, puedes colocar las pilas en las cámaras y, cuando hayas programado los ajustes de vídeo y estés seguro de haber insertado las tarjetas SD, puedes comenzar a grabar e insertar la cámara en la caja isotérmica. La cámara debe fijarse con una tira de cinta americana para que no se suelte de la pared de la caja. Volvemos a recomendar que otro miembro del equipo revise todo, pues es, precisamente al cerrar la caja y encender el equipo cuando se cometen la mayoría de los errores responsables del fracaso de la misión. Tras la comprobación, la caja de poliestireno puede cerrarse con la tapa. La tapa debe quedar completamente envuelta con cinta americana para asegurar que todas las juntas quedan selladas. Además, la caja entera debe envolverse con cinta americana para que no pueda abrirse en ningún momento.

Todo está listo para la acción. Es mejor lanzar el globo sonda en una zona en cuyas inmediaciones no haya edificios altos, árboles, astas de banderas, etc. Dos miembros del equipo permitirán que el globo se eleve soltando la cuerda poco a poco, sin que esta se deslice entre las manos, siempre tiene que estar sujeta. En ningún caso, puede soltarse bruscamente el globo mientras la caja se encuentre todavía en el suelo, ya que la sacudida es muy fuerte y la cuerda presenta una resistencia a la tracción de 230 N. Si el globo y el paracaídas se dejaron abiertos, la sonda debe ser lanzada directamente. Esto evitará que una ráfaga de viento golpee el globo, lo que, a su vez, provocaría que grandes fuerzas actuasen sobre la cuerda. Todo el lanzamiento debe hacerse de una sola vez.